Cómo guardar tus joyas para un viaje

Se acercan las vacaciones de Semana Santa, pero también muchas ya estáis pensando en las vacaciones de verano o en una escapada de fin de semana para desconectar de una semana de trabajo dura.

Ir de viaje no es solo hacer la maleta con la ropa que crees que te vas a poner cada día, también hay que acordarse de los complementos que llevaremos con cada conjunto y los complementos más importantes son tus joyas.

A simple vista todas pensamos que es fácil viajar con las joyas que nos vamos a poner para esas cenas y fiestas que vamos a disfrutar, pero tenemos que tener cuidado de que al transportarlas no se deterioren y que no les pase nada.

Como ya sabéis con cada compra tenéis nuestra cajita de Kiseki y también añadimos un saquito de tela para poder transportarlas o simplemente para guardarlas en casa. Estos saquitos vienen muy bien para guardar las joyas durante un viaje porque los puedes cerrar con su cordoncito y recuerda que siempre tienes que llevar un saquito por joya, para que no se rocen.

En el caso de que te quieras llevar muchas joyas, por ejemplo, para un viaje largo, y no quieras llevarte tu joyero, puedes usar un estuche grande con compartimentos para guardarlas, pero puede que tengas problemas de espacio en tu maleta para guardar la ropa que te quieras llevar.

Existen otras alternativas como las mantas que se usan en joyería, para guardar y transportar las joyas, que en este caso se puede hacer de forma casera con una toalla pequeña, así te ocupará poco en tu maleta. Coge una toalla de las pequeñas, extiéndela y engancha tantos imperdibles como joyas te quieras llevar, luego introduce una joya por imperdible, cuando lo tengas todo listo, solo tienes que enrollar la toalla y colocarla en tu maleta, ahorrarás muchísimo espacio para tu ropa.

Por último, haz fotos de todas las joyas que te lleves, así no tendrás que sacar todas las joyas que tengas guardadas para saber cuál combina mejor con el look que vayas a llevar cada día. También te ayudará a que no te olvides nada cuando regreses de tu viaje y sobre todo por seguridad, por si las pierdes o te las roban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *