La historia del nombre Kiseki

La historia del nombre de Kiseki, igual que la de toda nuestra marca, tiene una mezcla de casualidad, suerte, esfuerzo y sobre todo mucha ilusión. Y para contar una historia tan bonita que mejor que empezar por el principio.

Kiseki, nace de las ganas de querer cambiar el concepto de la moda y sobre todo el mundo de las joyas, tanto para vestir en el día a día como para una situación especial.

Una nueva firma de joyas con una mujer al frente, que cree en el milagro de que la moda puede cambiar, creando diseños de joyas nuevos, que inspiren a otras mujeres y que sean diferentes a todas las demás marcas.

Un milagro que puede ser posible, gracias a la constancia y el trabajo de un equipo, que ha conseguido que Kiseki, solo fuera una idea el día 6 de Julio de este año y que ahora sea toda una realidad.

Y, ¿por qué Kiseki?, (奇跡) Kiseki, significa milagro en japonés. La cultura japonesa nos inspira en nuestra forma de trabajar y diseñar las joyas, queremos que cada joya que creamos y fabricamos sea única, por lo que todo el trabajo se realiza a mano, retocando las piezas una vez salen de fundición.

Por eso, cada vez que vistas tus manos, tus orejas o tu cuello con una de nuestras joyas, sabrás que las hemos creado con todo nuestro cariño.

Con esa inspiración japonesa, todas nuestras piezas y colecciones también tienen sus nombres en japonés, cada una con su significado, que puedes encontrar en la descripción de cada joya, haciéndolas todavía más únicas.

Y esta es la historia de nuestro nombre, a partir de aquí habéis podido ver cómo han surgido los primeros diseños, los primeros markets, donde nos habéis podido conocer y esperamos que sigáis apoyándonos como el primer día, para que entre todas podamos hacer el milagro posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *