Las piedras de Kiseki: Amatista

Seguimos descubriendo en nuestro blog todas las piedras que utilizamos en nuestras joyas y os recordamos que todas son 100% naturales.

La amatista es una variedad macrocristalina de color violeta o morado, del cuarzo. Dependiendo del hierro que tenga la piedra, veremos más o menos intensos ese color violeta. Dependiendo de la temperatura a la que se someta la Amatista puede cambiar de color, por ejemplo:

  • A 300 ºC cambia su color a café pardo.
  • A 450 ºC se convierte en amarilla.
  • A 500 ºC se considera quemada y su color es naranja.
  • Y por último a 600 ºC se vuelve de color blanco.

Este tipo de cambios de color se deben a los cambios de valencia del hierro que contiene.

El origen de la amatista es de origen magmático, como la mayoría de las piedras que utilizamos. Los principales yacimientos de esta piedra se encuentra en Alemania, Australia, Brasil, Estados Unidos, Canadá, España, entre otros muchos países.

El nombre ‘amatista’ proviene del griego amethystos (no borracho), ya que esta piedra era considerada un potente antídoto contra la embriaguez. Según la mitología griega, Dioniso, dios del vino y el desenfreno, pretendía a una doncella llamada Amethystos, la cual deseaba permanecer casta. La diosa Artemisa escuchó sus plegarias, y transformó a la mujer en una roca blanca.

Dioniso, humillado, vertió vino sobre la roca a modo de disculpa, tiñendo así de púrpura los cristales. La amatista se conoce desde hace miles de años, pues ya en el antiguo Egipto se utilizaba para crear joyas, sellos personales y tallas.

En la Edad Media, el cristianismo adoptó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, y aún hoy la llevan en forma de anillos muchos cardenales y obispos. La amatista simboliza además la sabiduría divina.

La amatista se relaciona con los signos del zodiaco Sagitario y Capricornio.

En nuestra web encontrarás la amatista dentro de la colección Ishi, en los pendientes Taiyo de oro, colgantes y pendientes en arco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *