Las piedras de Kiseki: Crisoprasa

Hoy es Lunes y tenemos nueva entrada en el #BlogKiseki, esta vez hablaremos de una de las piedras que más gustan y que combina perfectamente con la plata, la Crisoprasa, una piedra 100% natural.

La crisoprasa es una gema de la variedad calcedonia que contiene pequeñas cantidades de níquel. Generalmente es de color verde claro, pero puede variar hasta el verde oscuro. Se la considera una piedra dura y se la utiliza como gema y para la fabricación de objetos ornamentales.

Es criptocristalina, lo que significa que está compuesta por cristales tan finos que no es posible diferenciarlos como partículas distintas utilizando ampliaciones normales. A diferencia de muchos miembros no transparentes de la familia del cuarzo, que deben generalmente su atractivo a sus marcas o filigranas, en la crisoprasa es el color lo que hace su belleza. La palabra “crisoprasa” viene del griego chrysos, que significa “oro”, y prason, que significa “puerro”.

Debido a su relativa escasez en relación a piedras similares, y a su agradable color verde, la crisoprasa en una de las variedades más valoradas del cuarzo. Los especímenes de alta calidad a menudo rivalizan con el jade más fino, con el que pueden llegar a confundirse. Cortada en cabuchones (gemas abovedadas lisas con la espalda plana para su uso en joyería) puede ser tan deseada como la más delicada amatista.

Como todas las formas de cuarzo, la crisoprasa tiene una dureza de 6 – 7 en la escala de Mohs y una fractura concoidea, similar a la del sílex.

La crisoprasa es la décima entre las doce piedras preciosas que componen las bases de las murallas de la Ciudad Santa, la Nueva Jerusalén que se describe en Apocalipsis 21:20. El simbolismo medieval identificó esas doce piedras preciosas con los doce apóstoles, y desde entonces se consideró la piedra preciosa crisoprasa como atributo del apóstol Judas Tadeo.

Los que atribuyen propiedades mágicas a las piedras la llaman la “Piedra de la esperanza”, y dicen que ayuda en los momentos de tensión extrema, estados de histeria o euforia. Se la relaciona con los signos astrológicos: Virgo, Cáncer y Tauro.

En nuestra web, puedes encontrar la crisoprasa siempre combinada con la plata, en colgantes o pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *